BLuis.org - Home Page
Header image
Página de Inicio Mis Escritos Colección de El Mensajero
Epistolario Mensajes en Audio Doctrina
   
 
 

DATOS BIOGRAFICOS

Mi nombre es Buenaventura Luis y Pino. Soy hijo de Sebastián Luis Miranda y de Adolfa Damiana Pino Hernández.

Nací el día 14 de julio de 1936, en el barrio Laguna de Piedra, municipio de Viñales, provincia de Pinar del Río, Cuba.

Antes de cumplir 4 años de edad ya sabía recitar de memoria el alfabeto y leer cualquier rótulo en letras grandes, pues mis padres (especialmente mi papá) me enseñaban y se gozaban de que desde tan pequeño pudiera hacerlo.

A los 6 años fui matriculado en la Escuela Rural No. 4, “Bartolomé Masó”, que quedaba casi frente a mi casa. Mi maestra se llamaba Edelmira de la Concepción Hernández (Mime). En mi primer día en la escuela pude leer todo el libro primero, por lo que poco después fui promovido a 2do. grado.

Cuando yo tenía 10 u 11 años mi papá conoció a los misioneros del Bando Evangélico Gedeón (Mtro. Porfirio Coto y Disc. Emilio Báez) quienes fueron usados por Dios para hacer notables sanidades divinas en mi familia. Por ese tiempo comencé a asistir a la Escuela Sabática, siendo mi primera maestra de la Biblia la Soldado de la Cruz Justina Fuentes. El primer versículo que me enseñó fue Luc.11:40.

1948. Como en la escuela rural la enseñanza era muy pobre, en septiembre pasé a vivir a casa de mis abuelos, en el poblado de Viñales, a fin de poder asistir al centro escolar "Capitana Adela Azcuy Labrador”, donde cursé los grados 4to. 5to. y 6to., siendo entonces mi maestro Armando Linares.

1951. El día 3 de marzo recibí el bautismo de agua en manos del Ob. Angel M. Hernández, en Laguna de Piedra.

 

    Miembro

 

En septiembre matriculé en la Escuela Primaria Superior para Varones de Pinar del Río, donde cursé los grados 7mo. y 8vo. Para asistir a clases tenía que viajar en guagua diariamente 28 kms. (de Viñales a Pinar del Río).

1953. Ingresé en la Escuela Normal para Maestros “Pedro García Valdés”, en Pinar del Río.

1957. Me gradué como Maestro Normalista en agosto, y el día 1ro. de octubre comencé a ejercer mi profesión en el centro escolar de Viñales.

 

 Certificado de Maestro

   

Ese mismo año di el Voto de Buen Samaritano.

1958. Recibí el bautismo del Espíritu Santo el día 22 de abril, en Pinar del Río, en cultos de espera dirigidos por el Ob. Angel Hernández. Mi mensaje dice así:

“La bendición está sobre él. Lo he hallado fiel. Por su obediencia ha alcanzado la victoria. Me será un instrumento escogido para ejemplo de la juventud. Lo he sellado”.

 

     Mensaje

 

En esa misma semana renuncié a mi trabajo y me trasladé a la Escuela Preparatoria de Discípulos, en Playa de Baracoa, Prov. Habana, donde di el Voto de Discípulo de Cristo el día 29 de abril. Di el voto de Soldado de la Cruz el día 5 de mayo y el de Maestro del Evangelio el día 7 del mismo mes.

Habiendo terminado el 1er. y 2do. curso de la Esc. Preparatoria, fui enviado a la iglesia de Matanzas como colaborador de un programa radial que nuestra iglesia trasmitía en aquella ciudad, a la que llegué por primera vez el día 28 de agosto.

1959. En la Conferencia General fui trasladado para la Campaña # 1 de Evangelización y Sanidad Divina, en la que permanecí 2 años recorriendo casi todo el país.

1960. Fui ordenado Predicador el día 9 de junio, y dos días más tarde di el voto de Pastor Evangelista, ambos en la Conferencia General.

1961. Contraje matrimonio con la Ev. Lucía González Peña el día 29 de enero, en la iglesia de La Lisa. Ofició en la boda el Spmay. Samuel Mendiondo. El matrimonio civil se había efectuado el día 26 del mismo mes, en el juzgado de Bauta.

Di el voto de Evangelista en la Conferencia General. En esa misma conferencia fui nombrado Embajador de nuestra Iglesia en la Rep. de Brasil, y con el propósito de hacer los preparativos de viaje, pasamos a residir al campamento de La Lisa.

Residimos 8 meses en el campamento de La Lisa, donde nació nuestra primera hija, Ada Isi, el día 29 de octubre.

1962. Como ya se estaba haciendo difícil salir de Cuba, la dirección de la iglesia nos pidió que pospusiéramos las gestiones del viaje a Brasil, y que nos trasladáramos para la ciudad de Cienfuegos, a donde llegamos el día 2 de febrero.

El día 12 de agosto murió mi papá, en Viñales.

1963. El día 28 de marzo, en Cienfuegos, murió Ada Isi, y el día 4 de agosto nació nuestra segunda hija, Nívea.

1965. El día 25 de mayo fui detenido arbitrariamente por un agente de la policía y puesto en libertad pocas horas después. El día 11 de julio, mientras mi esposa y yo hacíamos fila para tomar un ómnibus, fuimos detenidos y puestos a disposición de los tribunales bajo varias acusaciones falsas; días después fuimos declarados absueltos por el tribunal.

Por la misma época, estando de permiso en Laguna de Piedra, mientras celebrábamos el culto del sábado, llegó una pareja de policías y nos llevó detenidos a Viñales al Ev. Heliodoro Castillo y a mí. Después de varias amenazas y acusaciones falsas nos dejaron en libertad, pero clausuraron el templo de Laguna de Piedra y me dieron un plazo de 24 horas para que abandonara el lugar, prohibiéndome volver a visitar la familia.

El día 19 de noviembre fui llevado por el Servicio Militar Obligatorio a servir como recluta de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP). Nos pusieron a trabajar en los campos de caña de la provincia de Camagüey, donde nos tuvieron 4 meses privados del derecho a recibir visitas y 7 meses sin salir de pase.

1966. Al salir de pase por primera vez fui a la Playa de Baracoa, donde di el voto de Mayordomo de Provincia el día 18 de junio.

El día 4 de noviembre fui dado de baja como Soldado UMAP, y fue entonces que la dirección de la iglesia me confió la atención de la Diócesis Oriental de Cuba, por lo que el día 5 de diciembre pasamos a residir al campamento de Garrido, en la ciudad de Camagüey.

1967. Di el voto de Supermayordomo en una reunión de oficiales celebrada en Playa Baracoa el día 16 de mayo. Por septiembre del mismo año comencé a dirigir cultos de espera.

El día 8 de septiembre (viernes en la noche) la policía rodeó el campamento de Garrido y nos llevó detenidos a un grupo de misioneros y miembros, y aunque no estábamos celebrando ningún servicio, nos acusaron falsamente de estar celebrando una reunión ilícita. Registraron el campamento y se llevaron todas las Biblias, revistas, reportes, correspondencia, etc. que encontraron. Días después nos celebraron juicio y nos condenaron a pagar multas por delitos que no habíamos cometido.

El día 8 de octubre nació nuestro primer hijo varón, Abdiel.

1968. En mayo llegó nuevamente la policía, esta vez sábado en la mañana, y me llevaron detenido. En la estación resolvieron aplicarme la ley contra la vagancia y enviarme a una granja de trabajo forzado, pero después de alegar un rato con ellos, de todos modos decidieron mandarme a la granja, pero ya no como vago, sino como aspirante a abandonar el país. Me ubicaron en una granja en Miraflores, donde empecé a trabajar el día 3 de junio. Más tarde me trasladaron para un plan hortícola que estaba por el Km. 12 de la carretera a Nuevitas.

El incidente peor que sufrí a manos de los castristas fue el día 15 de diciembre, cuando estando en el poblado de San Miguel de Nuevitas fui detenido por un guardia, quien sorpresivamente me atacó a puñetazos y patadas, dejándome malamente golpeado.

1969. El 1ro. de junio nació nuestro segundo hijo varón, Daniel.

En septiembre fui trasladado para la Diócesis Occidental, por lo que pasamos a residir a la ciudad de Bejucal, provincia Habana.

1970. El día 17 de abril la oficina nacional de nuestra iglesia en Cuba comenzó a ser administrada en forma rotativa por la Junta de Supermayordomos (tres meses cada uno), tocándome el primer turno.

1971. Al encargárseme de nuevo la atención de la Diócesis Oriental, pasamos a residir a la ciudad de Holguín, a donde llegamos el día 29 de marzo.

En Holguín nació nuestro hijo menor, Obed, el 29 de abril.

Por segunda vez fui llamado a administrar la Oficina Nacional, comenzando esta labor el día 10 de mayo. Días después se efectuó el traslado de mi familia de Holguín a Playa Baracoa.

Concluidos mis 3 meses en la administración nacional pasé a atender la Diócesis Central, como ayudante del Spmay. Eleovaldo Cabrera. Nuestra residencia fue entonces en la ciudad de Colón, a donde mi familia llegó el día 16 de octubre.

1972. Con la muerte de Eleovaldo, ocurrida en enero, tuve que asumir toda la responsabilidad de la diócesis y también de la administración de nuestro asilo de ancianos en Colón.

El día 25 de septiembre nuevamente tuve que pasar provisionalmente a la administración nacional, esta vez para auxiliar a la Junta de Mayordomos, que eran los encargados de la obra. En diciembre retorné a mi diócesis.

1973. El día 16 de diciembre fui llamado por cuarta vez a la administración nacional, ahora con carácter permanente y en compañía de los Spmays. Heriberto Hernández y Angel Estrada.

1974. En una Junta General de Asociados celebrada en abril fui elegido Presidente del Concilio de Gobierno de la Iglesia en Cuba. A pesar de la oposición que manifestó el Registro de Asociaciones (dependencia del Ministerio del Interior) pude desempeñar mis funciones como presidente y ser reelegido al finalizar el primer periodo de 4 años.

1975. (O quizás en el 74) Estando yo de visita en una reunión de ungidos, a puerta cerrada, en la ciudad de Sancti-Spíritus, llegó un agente de la policía y me llevó detenido junto al Diác. Armando Rodríguez (después supimos que a cada una de las diez reuniones de ungidos que se estaban celebrando a lo largo de la isla fueron agentes del Ministerio del Interior buscándome). En la estación de policía levantaron un acta con varias acusaciones falsas y después un Tribunal Popular nos condenó a dos meses de prisión, a cumplir en granjas de trabajo forzado. Como presentamos un recurso de apelación, en un segundo juicio nos cambiaron la sentencia a pagar una multa.

1977. Fui ordenado obispo el día 16 de julio, en la Conferencia Nacional que se celebró ese año en La Lisa.

1978. El día 6 de julio sufrí un accidente de carpintería que me costó la pérdida de dos dedos de la mano izquierda. Me atendieron en el Hospital Militar de Marianao, donde me subieron al quirófano como a las 9.00 P.M. y permanecí inconsciente hasta media mañana del día siguiente. Me tuvieron en la sala de cuidados intensivos todo el día, y me mantuvieron hospitalizado 15 días, lo cual hace suponer que, además del problema de los dedos, hubo algún descuido de parte de los médicos, quizás del anestesista, que me provocó el tener que permanecer hospitalizado tanto tiempo.

1979. El día 20 de septiembre salí de Cuba con mi esposa y mis hijos en vuelo Varadero-Kingston, Kingston-Miami. En Miami residimos por casi 4 meses.

1980. En la XI Conferencia Internacional fui nombrado ayudante del Ob. Joel Mondéjar, en México, por lo cual pasamos a residir a Veracruz, a donde llegamos el día 14 de enero.

1981. El día 17 de septiembre, en viaje de Monterrey a Veracruz, sufrí un accidente automovilístico que me ocasionó varios golpes y una herida de 14 puntos en la frente.

1982. En la XIII Conferencia Internacional fui asignado para atender los territorios de Puerto Rico, República Dominicana y Haití. Llegamos a P. Rico el día 10 de marzo; residimos por unos 4 meses en el poblado de Punta Santiago (Playa Humacao) y después pasamos al campamento de Bayamón.

A fines de año mi mamá vino desde Cuba y pasó unos tres meses con nosotros.

1983. Desde abril sentí que mi salud empeoraba, y en la segunda mitad del año me sometí a un chequeo médico; los doctores confirmaron que tengo un problema cardíaco que llaman Contracciones Ventriculares Prematuras.

1984. En septiembre sufrí una fuerte crisis de arritmia, por lo que tuve que guardar cama algunos días.

1985. El día 7 de enero se celebró la boda de mi hija Nívea con el joven Noel García Herrera, y fueron a vivir a El Paso, Texas.

En la XV Conf. Int. fuimos trasladados para la ciudad de New Orleans, en el estado de Louisiana, a donde llegué el día 22 de febrero.

En la reunión especial celebrada a fines de año trasladaron a Abdiel para Miami (a trabajar en la Oficina Central), y a mí me trasladaron de nuevo a México como asistente del Ob. Mondéjar, pero esta vez fui a residir en Zitoon-Yerbanís, muy próximo a la ciudad de Monterrey. Mi familia quedó en New Orleans hasta las vacaciones de verano, pasando después un poco de tiempo en Nuevo Laredo, y más tarde yendo a establecerse en Laredo, Texas.

1986. En marzo viajé a Panamá con mi esposa para asistir a una conferencia en aquel país.

El día 19 de abril nació en New Orleans mi primer nieto, Bryan Noel, hijo de Nívea y Noel.

1987. El día 2 de marzo nació en Houston mi segundo nieto, Esli, también hijo de Nívea y Noel.

En mayo viajé a Honduras para asistir a una conferencia centroamericana. Hice una pequeña escala en El Salvador.

1988. En la Conferencia Internacional la administración de la iglesia en México pasó del Ob. Joel Mondéjar al Ob. Antonio Miranda, pero la zona fronteriza, desde Brownsville a Cd. Juárez, quedó bajo mi administración, subordinado al Ob. Mondéjar. Entonces pasé a vivir a Laredo, donde ya residía mi familia.

1989. El día 26 de noviembre, en la ciudad de Houston, se celebró la boda de mi hijo Daniel con la joven María Enriqueta Rivas Mendoza.

1990. En febrero vino de nuevo mi mamá desde Cuba, y esta vez decidió quedarse a vivir con nosotros permanentemente.

El día 2 de abril viajé por primera vez a Cuba donde pasé 28 días compartiendo con la familia y con los hermanos en la fe, especialmente con los profesores y alumnos del seminario. Llegué hasta la Punta de Maisí, donde subí al faro.

En septiembre nos trasladamos para Brownsville, Tx.

1991. El día 12 de febrero nació en Detroit, Michigan, mi primera nieta, Libna Grace, hija de Daniel y María.

En abril mamá comenzó a padecer de la enfermedad de Alzheimer, y después de algunos meses hubo que internarla en un centro para convalecientes.

El día 19 de mayo se celebró la boda de mi hijo Abdiel con la joven Ninfa Martín García, en Miami.

1992. En abril Nívea y familia pasaron a vivir con nosotros, en Brownsville.

Volví a Cuba en septiembre, esta vez por 15 días.

El día 22 de julio nació en Miami mi nieto Abdiel, hijo de Abdiel y Ninfa.

1993. El día 12 de julio nació en Miami mi nieta Susan, también hija de Abdiel y Ninfa.

El día 12 de agosto murió mi mamá en Brownsville. Fue enterrada en Miami el día 17 del mismo mes.

El día 8 de septiembre fui hospitalizado por tres días, en Brownsville, debido a mi problema cardíaco.

1994. A fines de julio nos trasladamos de Brownsville para High Springs, en el estado de la Florida.

En la XX Conferencia Internacional fue creado el Ministerio de Educación de la iglesia, frente al cual me pusieron a mí.

1995. El día 5 de enero nació en Houston mi nieto Daniel, hijo de Daniel y María.

El día 12 de febrero, casi deshidratado, me internaron en un hospital de Gainesville por cinco días. Después de muchos chequeos los médicos no pudieron determinar si estaba padeciendo de apendicitis, cálculo renal, diverticulitis u obstrucción intestinal. En el mismo hospital recibí la sanidad divina y fui dado de alta sin necesidad de la operación quirúrgica que ya los médicos habían determinado hacerme a la mañana siguiente.

El día 16 de julio se celebró en Houston la boda de mi hijo Obed con la joven Zulma Mayela Hernández Arámbula.

El día 30 de septiembre, en compañía de varios hermanos en la fe, salí rumbo a Brasil para participar del III Congreso del Cono Sur. Visitamos también Paraguay, Argentina y Chile.

1996. El día 24 de marzo viajé a Panamá para asistir a la XXIX Conferencia. Después visité varias iglesias de Panamá, Costa Rica y Nicaragua, donde compartí por varios días con los profesores y alumnos del Colegio Soldados de la Cruz, en Managua. De regreso a Panamá pude compartir experiencias con los profesores y alumnos de la Escuela preparatoria de Discípulos.

El día 2 de julio nació en Gainesville mi nieta Dianely, hija de Obed y Zulma.

En la reunión del Concilio Superior celebrada en Miami los días 6-11 de agosto fui trasladado para la Rep. de Honduras para desde allí, junto con el Ob. Tomás Herrera, atender la obra en Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y Belize. Debido a mi ciudadanía cubana, el consulado hondureño se negó a visar mi pasaporte, por lo que tuve que esperar varios meses para obtener un «Reenter Permit» y así lograr una visa limitada a sólo 30 días.

En diciembre viajé a Cuba con mi esposa y un grupo de hermanos que fuimos a participar del 1er. Congreso de Evangelización.

1997. En febrero viajé a Honduras en compañia de mi esposa y visitamos varias iglesias de ese país, pero tuvimos que regresar antes del mes debido a limitaciones migratorias. Después, en abril, viajé de nuevo a Centroamérica, y junto al Ob. Herrera visité todas las iglesias de Nicaragua y algunas de Honduras. Aunque también llevaba visas de El Salvador, Guatemala y Belize, las autoridades salvadoreñas me negaron la entrada a su país, y por lo tanto el paso hacia Guatemala y Belize. Debido a esas dificultades la dirección de la iglesia me relevó de mi responsabilidad con las iglesia de Centroamérica.

Pude participar del 2do. Congreso de Evangelización que fue celebrado en México entre los días 27 de noviembre y 6 de diciembre.

1998. El día 21 de abril obtuve la ciudadanía americana.

El día 25 del mismo mes nació en Houston mi nieta Layney Dianne, segunda hija de Obed y Zulma.

En octubre pasé un mes en Brasil, visitando todas las iglesias de aquel país en compañía del obispo Munaretto. También pudimos llegar a la ciudad de Rivera, Uruguay, donde está comenzando nuestra obra.

1999. En febrero (7-14) asistí al 3er. Congreso de Evangelización que se celebró en Costa Rica.

El día 5 de mayo nació en Houston mi nieto Ediel, hijo de Obed y Zulma.

El día 15 de agosto viajé a Cuba por cuarta vez, en esta ocasión para participar de la reunión del Concilio Superior celebrada en La Lisa.

2000. El día 1ro. de enero tomó posesión como presidente del Concilio Superior de la Iglesia el Ap. Luis Cruz Lara, y ese mismo día me nombró asesor y ayudante de la nueva Junta Directiva, por lo cual me pidió que trasladara mi residencia para la ciudad de Miami.

Fui enviado por la Junta Directiva a Nicaragua (marzo 14-28) para supervisar y prestar ayuda espiritual a nuestra obra en aquel país.

En agosto viajé por primera vez a Venezuela para participar de la reunión del Concilio Superior y la Conferencia Nacional que se celebró en Maracay, estado Aragua.

En septiembre (18-24) viajé a la Rep. Dominicana en compañía del Spv. Reinaldo Moracén, también en misión de supervisión y ayuda. Tuvimos la oportunidad de visitar la casa del Generalísimo Máximo Gómez, hoy convertida en museo, donde Martí y Gómez firmaron el Manifiesto de Montecristi, que dio inicio al Partido Revololucionario Cubano, y con él a la Guerra de Independencia de Cuba.

Pocos días después Moracén y yo viajamos a Haití con el mismo propósito; fue mi primer viaje a ese país.

2001. El día 18 de febrero nació en Houston mi décimo nieto, Bradly, hijo de Obed y Zulma.

Volví a Cuba (Feb. 25 a Mar. 22) para participar de una Convención de Pastores y además sostener importante intercambio de ideas con los profesores y alumnos de Seminario de Teología. Pude pasar unos días con la familia y dar un recorrido por todo el país en compañía del Ob. D. López.

Viajé a México (29 de julio al 7 de agosto) para participar de la reunión del Concilio Superior y la Conferecnia Nacional que se celebró en la ciudad de Xalapa, estado de Veracruz...

Ob. B. Luis.